El Blog de Andrés Lijarcio

Comunicación y marketing


Deja un comentario

Pedro Sánchez en Sálvame. ¿Casualidad o estrategia de comunicación?

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha revolucionado las redes sociales tras su participación a través de una llamada telefónica en Sálvame, el controvertido programa de corazón que se emite en Telecinco. Con esta intervención el líder socialista ha convencido al presentador del espacio, Jorge Javier Vázquez, para que vuelva a votar a su partido. Las reacciones en Twitter no se han hecho esperar y la red social se ha llenado de opiniones centradas en la sorpresa y en la crítica.

Pedro Sánchez en Sálvame

Pincha aquí para ver el momento televisivo protagonizado por Sánchez y J.J. Vázquez.

Fotograma de ‘Sálvame’ en el momento de la llamada de Pedro Sánchez

No es la primera vez que un político de primera línea utiliza programas de televisión de este tipo, basados en el entretenimiento, para emitir opiniones públicas con objetivos electorales. En 2010 José Blanco, por entonces ministro de Fomento dentro del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero, elegía La Noria, también de Telecinco, para explicar los recortes en materia económica anunciados por ese Gobierno. Para justificar su presencia en el programa y ante la lluvia de críticas recibidas al respecto, Blanco empezó su intervención con la siguiente afirmación: “los políticos tienen que ir donde está la gente y no la gente donde están los políticos”.

¿Son este tipo de escenarios apropiados para la comunicación política? ¿Cumplen las expectativas como medio para hacer llegar el mensaje o pueden ser un arma de doble filo? En comunicación la improvisación es una mala aliada. Por eso cabe suponer que este tipo de intervenciones tan controvertidas y populistas forman parte de una definida estrategia de comunicación. Lo que habría que analizar en este caso es el objetivo de la táctica. No es lo mismo participar en estos espacios para ganar notoriedad que para alcanzar credibilidad.

Centrándonos en el primer supuesto es obvio que se consigue, pero no sólo gracias a la gran audiencia de la que goza, en este caso Sálvame, sino a la imprescindible complementariedad entre las acciones on line y offline. Es decir, hoy en día lo que se emite en televisión, también aparece en las redes sociales. Por ejemplo, cuando se produjo la aparición del líder socialista Pedro Sánchez en Telecinco, mucha gente no estaba viendo la tele, sin embargo sí estaba navegando por Twitter. De hecho, el momento se posicionó como lo más comentado en esta red social durante varias horas después .

Pedro Sánchez en Sálvame

Además, esta repercusión se produjo también entre los principales periódicos del país, que no dudaron en hacerse eco del momento televisivo situándolo en un primer plano dentro de sus ediciones digitales y convirtiéndolo así en noticia.

Pedro Sánchez en Sálvame

Sin entrar en debates ni valoraciones políticas, lo que he querido plasmar con este ejemplo es que la comunicación tradicional encuentra en las redes sociales y en los recursos 2.0 una gran oportunidad para ampliar el alcance del mensaje. Eso sí, para ello es necesaria una concienzuda y bien estudiada estrategia de comunicación.

¿Qué te ha parecido este artículo? Cuéntamelo, compártelo… ¿Hablamos? 😉

Anuncios


Deja un comentario

La app que se interesaba por la salud de los tuiteros

A cualquier persona le gusta que le mimen y se preocupen por ella cuando está enferma. A mí me pasa. Agradezco infinitamente que mis familiares y amigos me dediquen un “¿cómo estás?” cuando me notan algo pachucho. Pues esa idea es la que siguieron los responsables de comunicación de la aplicación ‘DoctorApp’, la primera app para resolver dudas médicas gracias a profesionales colegiados sin tener que acudir necesariamente al centro de salud más cercano. El objetivo: darla a conocer y promocionarla a través de Twitter.

La táctica fue muy sencilla. Monitorizaron e hicieron un seguimiento de muchos de los usuarios que dedicaban algún tuit a su delicado estado de salud. Por ejemplo, escribían en el buscador de Twitter expresiones clave como “me duele…”. Así aparecían comentarios del tipo “me duele mucho la cabeza y no sé qué puedo tomar para solucionarlo”. El siguiente paso era responderles desde la cuenta de Twitter de ‘DoctorApp’ invitándoles a seguirles y a probar la aplicación. Los días posteriores el community manager hacía un seguimiento de muchos de ellos interesándose por su estado de salud para comprobar de primera mano si sus problemas se habían solucionado. ¿Os imagináis las respuestas? Todas eran de agradecimiento y sorpresa ante el interés mostrado por alguien completamente desconocido.

Los objetivos de esta acción eran varios: Por un lado ganar seguidores en Twitter realmente interesados en conocer esta nueva aplicación; también obtener registros a la app para incrementar clientes (la descarga es gratuita pero las consultas a médicos tienen un pequeño coste); y por último, concienciar sobre el uso responsable de Internet cuando se utiliza para buscar información de salud.

En un mes la cuenta de Twitter de ‘DoctorApp’ alcanzó los 1.500 followers, lo que benefició a que el boca a boca tradicional se activara. Además, este tipo de iniciativas contribuyen a luchar contra esos foros o webs no cualificadas en las que se da voz a cualquiera para hablar de lo que no sabe, en este caso de medicina. Con ello, ‘DoctorApp’ ofrecía a los usuarios una alternativa cómoda y simple para resolver sus dudas médicas, pero también totalmente fiable.

‘DoctorApp’ no sólo emprendió su estrategia social media en Twitter, sino que utilizó también las posibilidades que ofrecen otras redes sociales como Facebook o Youtube y otros recursos 2.0, como los blogs. Además, su plan de comunicación, como no podía ser de otra manera, incluía acciones off line ayudándose de herramientas más convencionales como la tradicional nota de prensa o la presencia en eventos especializados.

¿Qué te ha parecido este artículo? Cuéntamelo, compártelo… ¿Hablamos? 😉