El Blog de Andrés Lijarcio

Comunicación y marketing


Deja un comentario

Experto en social media, dime de lo que presumes…

Lo veo y mucho, sobre todo gracias a las redes sociales, esas herramientas de comunicación que sirven para exponer los logros de algunos, pero que también ponen en evidencia de forma descarada las carencias de muchos. Profesionales que se autodenominan “expertos” en algo. Periodistas y comunicadores con faltas de ortografía que llegan a insultar o políticos que proclaman verdades absolutas, en definitiva, especialistas que pecan de demasiado “postureo”.

postureo_redessociales

Si nos centramos en el ámbito del social media los ejemplos en este sentido abundan. Hablo de gente que se presenta como gurú sobre el tema en cuestión y que un simple tweet deja entrever aquello de “en casa de herrero, cuchillo de palo”. Y ojo, no me refiero a los que en su bio de Twitter dicen ser community manager y no llegan apenas a 300 seguidores, ya que cada vez me afianzo más en la idea de que el contenido y los hechos valen más que un puñado de followers, sino a aquellos que tienen más de 20.000 y, sin embargo, sólo hablan de sus virtudes. A los que dan clases cobrando 100 euros la hora y demuestran tener menos conocimientos en la materia que algunos de sus alumnos. A quienes se encargan sólo de gestionar su marca personal online olvidándose de cuidar al detalle la de carne y hueso.

Lo comentaba recientemente en Twitter Julio Mayol, uno de los profesionales sanitarios de mayor referencia en nuestro país en el ámbito de la eHealth y la salud digital. En concreto decía: “Por eso me cansa el adjetivo 2.0. Porque en realidad, por mucho que tuiteemos todos, pocos son los que de verdad han asimilado lo 2.0”.

tweet_juliomayol

Y razón no le falta. Si buscas en Twitter a muchos “expertos” en social media podrás comprobar que ignoran aspectos básicos de la materia. Lo peor es que hasta ellos se lo creen por culpa de los ignorantes que suscriben todo lo que éstos comentan, comparten y divulgan.

Sin embargo, por suerte, el otro lado está lleno también de profesionales. A mi juicio, aquellos que, como modelos en el tema, cunden con el ejemplo. Y en este contexto quiero destacar, que ya tenía ganas, a una de ellas. Me refiero a Gaby Castellanos, una experta con mayúsculas en social media.

Sería demasiado extenso para este post describir todo lo que hace Castellanos, así que te invito a que le eches un vistazo a su blog, gabycastellanos.com. Sin embargo, sí quiero destacar un detalle concreto que para mí dice mucho a su favor. Gaby contesta en redes sociales a todos aquellos que están interesados en hablar con ella. Parecerá una tontería, pero lo cierto es que la mayoría de esos “expertos multiseguidores” a los que me refería al principio se pasan aquello del feedback por donde todos sabemos.

Así que aviso, cuidado con a quién seguís en redes sociales y, sobre todo, a quién idolatráis, porque muchas veces no es oro todo lo que reluce.

“Donde hay soberbia, allí habrá ignorancia; mas donde hay humildad, habrá sabiduría”. Salomón

¿Qué te ha parecido este artículo? Cuéntamelo, compártelo… ¿Hablamos? 😉

Anuncios